I am writing to the citizens of San Miguel County from a very different place than two months ago when we started our fight against COVID-19, and it’s largely because of you all. 

An out of control virus was threatening everything we thought we could count on, and it created fear in most, if not all, of us. But we stepped up to the challenge, and because of your compliance with early and aggressive public health orders, we met our goals to flatten the curve. 

It took discipline and sacrifices to adjust how you lived, and now it is taking courage to face whatever losses are to come. 

But my fear has turned to hope, and I hope yours has, too.

We have many reasons to be hopeful. We have PCR COVID testing capacity that is three-times per capita state levels. Our local medical facilities and regional hospitals have stepped up and provided resources needed to handle our medical needs. And organizations and individuals in our community have come together to help those in need.

This week we will begin to see some vitality return to our community as businesses will open to a new way of operating. Please support them.

For those who may be struggling financially, mentally, or otherwise, we need to support them, too. 

Our vulnerable population must continue “stay at home” practices leaving their homes only for essential errands. They also need our support.

Check on your neighbors from a safe distance or initiate video calls. Ask yourself what you can do to help. Have compassion and be kind.

We must rebuild together and leave no one behind. That means doing our part to help keep our community safe to enable continued recovery.  

We will see more COVID cases because of increased testing and our actions to loosen restrictions. But my hope is that with continued best practices we will see our curve stay flat. 

Success requires you to follow our new “safer at home” orders: wear your face masks, maintain physical distancing and yes, wash your hands!

If we each do our part to comply with these measures, we will continue to open up our community. In my short time here in San Miguel County, I’ve seen what you all can do, together. 

We still have much work to be done, and it will come with some costs. But I have confidence that we are on the right path, and I invite you to join me. 

We will get through this together.

En Españo

Estado de COVID-19 en el condado de San Miguel

Les escribo a los ciudadanos del condado de San Miguel desde un lugar muy diferente que hace dos meses cuando comenzamos nuestra lucha contra COVID-19, y es en gran parte gracias a ustedes. todas.

Un virus fuera de control amenazaba todo lo que creíamos que podíamos contar, y creó miedo en la mayoría, si no en todos, de nosotros. Pero nos pusimos a la altura del desafío y, debido a su cumplimiento de las órdenes de salud pública tempranas y agresivas, cumplimos con nuestros objetivos de aplanar la curva. 

Se requirió disciplina y sacrificios para ajustar la forma en que vivía, y ahora se necesita valor para enfrentar las pérdidas que se avecinan. 

Pero mi miedo se ha convertido en esperanza, y espero que el tuyo también.

Tenemos muchas razones para tener esperanza. Tenemos capacidad de prueba de PCR COVID que es tres veces los niveles de estado per cápita. Nuestras instalaciones médicas locales y hospitales regionales han intensificado y proporcionado los recursos necesarios para manejar nuestras necesidades médicas. Y organizaciones e individuos en nuestra comunidad se han unido para ayudar a los necesitados.

Esta semana comenzaremos a ver algo de vitalidad en nuestra comunidad a medida que las empresas se abran a una nueva forma de operar. Por favor apóyanlos.

Para aquellos que pueden tener dificultades financieras, mentales o de otro tipo, también debemos apoyarlos. 

Nuestra población vulnerable debe continuar con las prácticas de "quedarse en casa" dejando sus hogares solo para hacer recados esenciales. También necesitan nuestro apoyo.

Controle a sus vecinos desde una distancia segura o inicie videollamadas. Pregúntese qué puede hacer para ayudar. Ten compasión y sé amable.

Debemos reconstruir juntos y no dejar a nadie atrás. Eso significa hacer nuestra parte para ayudar a mantener segura a nuestra comunidad para permitir una recuperación continua.  

Veremos más casos de COVID debido al aumento de las pruebas y nuestras acciones para aflojar las restricciones. Pero mi esperanza es que con las mejores prácticas continuas veremos que nuestra curva se mantenga estable. 

El éxito requiere que siga nuestras nuevas órdenes "más seguras en casa": use sus máscaras faciales, mantenga el distanciamiento físico y sí, ¡lávese las manos!

Si cada uno de nosotros hace nuestra parte para cumplir con estas medidas, continuaremos abriendo nuestra comunidad. En mi corto tiempo aquí en el condado de San Miguel, he visto lo que todos pueden hacer juntos. 

Todavía tenemos mucho trabajo por hacer, y tendrá algunos costos. Pero tengo confianza en que estamos en el camino correcto, y los invito a unirse a mí.